Eurovisión 2013: Las clasificadas de la primera semifinal

Ayer a la noche se disputó la primera semifinal del festival de Eurovisión en el que participaban 16 países de los que salieron 10 clasificados. Fuera de la final se quedó una de mis favoritas, Montenegro, pero aún queda la semifinal del jueves para cubrir el cupo de las 26 canciones que se verán en la final. Aquí tenéis las finalistas que podremos volver a ver este sábado.

Estonia: Birgit Õigemeel – Et uus saaks alguse

Baladón en estonio con su grito obligatorio cantado por la embarazada del festival. No destaca por nada, excepto por su excesiva ñoñería, pero no hace daño. Eso sí, el vestido de la cantante parece una cortina.

Dinamarca: Emmelie de Forest – Only Teardrops

La gran favorita del año consiguió el pase a la final del certamen. Esta chica, que es la muestra viviente de que Lily Collins está marcando tendencia en el mundo de las cejas, estuvo acompañada de dos chicarrones tamborileros (uno de ellos con un corte de pelo muy interesante) que le dieron cierta espectacularidad a la canción.

Rusia: Dina Garipova – What If

La ganadora de ‘La Voz’ en Rusia presentó una canción sobre la paz y las esperanzas de un mundo mejor. Pasando por alto el hecho de que Rusia se presente con una canción con este mensaje es una gran contradicción, Dina Garipova demuestra que se pueden tener 22 años y tener el mismo estilismo que una señora que. Baladón insulso.

Ucrania: Zlata Ognevich – Gravity

Desconozco el objetivo de meter un gigante en esta canción. Oh, sí, lo sé: potenciar aún más la sensación de estar ante una canción descartada de una peli de Disney. Va segunda en las apuestas y primera en la subida de azúcar. El vestido parece sacado de la tienda de Renée Strauss, la de ‘Novias de Beverly Hill’.

Países Bajos: Anouk – Birds

Países Bajos recurre a una vieja gloria como Anouk con una balada más y ya van no sé cuántas que se clasifican en esta semifinal. Pues eso, balada más, que no aporta nada nuevo excepto ese cierto aire a iglesia o peli de Tim Burton. A destacar también que Holanda llevaba sus añitos sin llegar a la final.

Lituania: Andrius Pojavis – Something

Este cantante lituano se quiere marcar una imitación a The Killers y lo más destacable es su capacidad expresiva con las cejas. La canción ni fu ni fa, pero más fu. Eso sí, los coristas son majísimos.

Bielorrusia: Alyona Lanskaya – Solayoh

Una de las canciones más eurovisivas de las que consiguieron la clasificación. Eso sí, suena más mediterránea que prácticamente cualquier otra canción que se haya presentado este año y eso viniendo de un país como Bielorrusia queda raro. Lo más gracioso es el chachá del estribillo y el homenaje que le hace a la Salomé que ganó por España en el 69 con ese vestido lleno de flecos brillantes.

Moldavia: Aliona Moon – O Mie

Otra balada más a la lista, en este caso interpretada por una chica cuyo peinado recuerda mucho al de La Roux. Además la actuación contó con unos bailarines haciendo gracietas y un vestido sobre el que se proyectaban imágenes. Lo más de lo más, vaya.

Irlanda: Ryan Dolan – Only love survives

El país que más victorias acumula (7 en total) se presenta este año con Ryan Dolan, dejando a los gemelos Jedward fuera del festival después de dos años consecutivos. Una canción con tamborileros descamisados y tatuados y mucha base electrónica que al menos le da algo de actualidad a la cosa. Se nota muy mucho que Calvin Harris lo está petando y mato por las coristas haciendo el signo del corazón con las manos.

Bélgica: Roberto Bellarosa – Love Kills

Otro ganador de ‘La Voz’ es el elegido por Bélgica para acudir a Malmö. Roberto Bellarosa tiene 18 años y empieza a cantar poniendo una cara que suplica que se le vote. La canción va subiendo de intensidad, y aunque le falte cierto clímax, la verdad es que es de las mejores que ha pasado. Y la coreografía de las bailarinas es quizá la más trabajada de toda la semifinal.